Mercedes-Benz es el nuevo líder mundial del segmento premium

El Grupo Daimler tiene el orgullo de anunciar que su marca Mercedes-Benz es nuevamente el líder mundial entre los referentes del segmento premium. La marca de la estrella se ubicó en primera posición entre las marcas de lujo destronando a su principal competidor, BMW; en tanto que Audi alcanzó la tercera posición.

El balance del 2016 fue realmente muy bueno para Mercedes-Benz. El rendimiento de ventas conseguido a nivel mundial superó por primera vez la marca de 2 millones de vehículos, lo que significa -a su vez-, el sexto año de record consecutivo de la marca que ahora además logró situarse en lo más alto del segmento premium.

Mercedes-AMG GT C Edition 50, graphitgrau magno, Fahraufnahme ;Kraftstoffverbrauch kombiniert: 11,3 l/100 km, CO2-Emissionen kombiniert: 257 g/km Mercedes-AMG GT C Edition 50, graphite grey magno, driving shot; Fuel consumption combined: 11.3 l/100 km; Combined CO2 emissions: 257 g/km
Mercedes-AMG GT C Edition 50

En el marco del Salón Internacional de Detroit (NAIAS), Dieter Zetsche, CEO de Daimler AG y máximo responsable de la división Mercedes-Benz Cars, expresó: Estamos realmente orgullosos de haber alcanzado lo más alto del segmento premium el pasado 2016 con ventas mayores a los dos millones de vehículos. Los principales factores que contribuyeron a este éxito han sido nuestra constante oferta de modelos y el continuo rejuvenecimiento de nuestra marca a lo largo de los últimos años”.

Mercedes-Benz vendió durante el 2016, 2,08 millones de vehículos en todo el mundo y registró así un crecimiento del 11,3%. Con esta cifra logró desbancar a nivel global a sus habituales dos inmediatos competidores. Además, Mercedes-Benz fue la que más creció de las tres marcas. En los últimos tres años renovó por completo su gama con un diseño más atractivo y deportivo, bajando la edad promedio de los clientes. Los principales ejemplos de rejuvenecimiento de marca son los vehículos compactos Clase A, Clase B como también las versiones GLA, CLA y CLA Shooting Brake.
De esta manera, Mercedes-Benz cimentó su liderazgo con un crecimiento de doble dígito en Europa, su principal región de ventas, con un total de 898.234 unidades y un alza del 12,3%. A éste se le suma el fuerte incremento del 26% en China, con 472.844 entregas, que compensaron el estancamiento en Estados Unidos.